LA IMPORTANCIA DE LA MASTICACIÓN

En el post de hoy me gustaría hablar sobre una de las actividades o rutinas de las que más se pueden beneficiar los perros: la masticación. Ésta puede proporcionar multitud de beneficios, tanto a nivel físico como emocional.

Al masticar, el cuerpo secreta endorfinas, unos neurotransmisores que producen una sensación de bienestar, alegría y relajación. Es por ello, que con la masticación podemos ayudar a nuestros compañeros a calmarse y sentirse mejor.

Además de mejorar el estado emocional, por otro lado, el masticar también ayuda a limpiar los dientes de los perros, reduciendo las placas de sarro que el perro pueda tener o evitando que se le formen de nuevas.

BENEFICIOS DE LA MASTICACIÓN

Podemos resumir los beneficios de la masticación en la siguiente lista:

  • Mejora la salud dental, evitando el sarro y manteniendo los dientes limpios.
  • Mejora la fortaleza de las encías.
  • Estimula la mandíbula y ayuda a reducir la tensión que se puede acumular en ella.
  • Ayuda a la reducción de estrés.
  • Reduce la ansiedad.
  • Mejora el estado emocional del perro.
  • Evita el aburrimiento en ciertas situaciones.
  • Fomenta la relajación y la calma.

Con todos los beneficios que vemos que tiene esta práctica, mi recomendación es que cada perro pueda disponer al menos cada día, de un rato de masticación, por ejemplo, unos 30 min diarios, exceptuando aquellos perros que por su edad o condición física no puedan masticar cosas duras.

Hemos de tener en cuenta, que aquellos perros que se alimentan de una dieta BARF, ya disfrutan de una parte de esta masticación, mediante los huesos carnosos, en estos casos, quizás podemos ofrecerles una o dos veces a la semana otra forma de masticación, como pueden ser los huesos recreativos.

Lo importante es adecuar a cada perro y a sus características, la cantidad de masticación necesaria. También tendremos que analizar cada caso en concreto. Pueden haber perros que no lo disfruten, otros que necesiten más masticación que otros, etc. Cada individuo es distinto.

TIPOS DE MASTICACIÓN

¿Y qué cosas les podemos ofrecer para masticar?

En primer lugar y quizás lo más conocido sea darles huesos recreativos. Son huesos de un tamaño tirando a grande, con poca cantidad o nada de carne encima, que se les ofrecen a los perros para que los puedan roer, sin llegar a comérselos en su totalidad. Algunos ejemplos son: las rodillas de vaca, fémures… Es muy importante, dar estos huesos crudos y de un tamaño adecuado a cada perro, que no sean demasiado pequeños y se les puedan quedar atragantados. Lo ideal es que sean de un tamaño grande para que los puedan ir royendo.

masticación

Por otro lado, también les podemos ofrecer snacks duros y de larga duración como pueden ser astas de ciervo, de búfalo… Son snacks que pueden durar mucho tiempo, los perros lo irán royendo, pero al ser de gran dureza, tardarán días, incluso meses en acabarlos. Es una buena opción para tener en casa alguno disponible para los perros y que ellos los cojan cuando sienten que necesitan relajarse o liberar estrés.

masticación

Otras opciones como mordedores son los snacks naturales. Hay multitud de tipos y de diferentes durezas. Por ejemplo: nervios de toro, tendones, snacks de piel, orejas, snacks de carne deshidratada… En estos casos, lo más importante es asegurarnos que estos mordedores sean totalmente naturales, leer bien los ingredientes y asegurarnos que solo lleven el ingrediente principal, evitar todos aquellos que contengan aditivos, conservantes…

masticación
masticación

Otra opción es ofrecerles juguetes diseñados para ser masticados. En mi opinión, prefiero ofrecerles alimentos naturales o dejar que mastiquen objetos más naturales como piñas, palos… y evitar juguetes de silicona o plástico que pueden llegar a excitar más a los perros. De todos modos, tener alguno en casa puede ayudar al perro a relajarse si en algún momento se siente nervioso y decide coger el juguete para masticarlo. Este tipo de mordedor sí que lo podríamos dejar siempre disponible, aunque no estemos nosotros presentes en casa, ya que en principio, no supone ningún problema para el perro.

masticación

ASPECTOS A TENER EN CUENTA

Al ofrecerles algo para masticar, hemos de tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar, si tenemos varios perros en casa y alguno de ellos tiene problemas relacionados con protección de recursos, mejor que al principio, puedan masticar en lugares separados, para que se sientan más relajados y con menor tensión.

También es importante, como ya he comentado, vigilar el tamaño de aquello que les vayamos a dar, que sea el adecuado para cada perro y evitar así atragantamientos o incidentes parecidos. Para ello también es importante darles algo para masticar cuando vayamos a estar nosotros en casa y evitar dejarlos solos con ello, ya que en caso de incidente, si estamos presentes, podremos ayudarlos. Mi recomendación es ofrecérselo en algún momento tranquilo, que vayamos a estar en casa y dejar que lo disfruten un rato. Una vez se cansen o si ya llevan demasiado rato, lo podemos retirar y guardar para otro día.

RECOMENDACIÓN

Una muy buena opción es tener una caja con una variedad de distintos mordedores, por ejemplo, algunos de larga duración, otros snacks naturales, algún hueso recreativo… y ofrecérsela al perro, de tal forma que sea él el que elija lo que prefiere. Hemos de tener en cuenta, que quizás un día prefiere algo más blandito, otro día otro más duro, otro día uno de más olor… es muy beneficios también que sean ellos los que puedan elegir cuál prefieren y así, fomentar también su capacidad de tomar decisiones.

Una vez hayan elegido, ya pueden disfrutarlo. Dejemos que puedan masticar sin molestarlos, confiando en sus capacidades y fomentando que se relajen y se sientan en calma.
Si por el contrario, no nos sentimos tranquilos ofreciendo un determinado mordedor, mejor ofrecerle otro más sencillo que podamos estar tranquilos, ya que si tenemos la necesidad de estar encima suyo, vigilándolo por nuestro miedo, no permitiremos que se pueda relajar.

Cerrar menú